Ruta por los orígenes de la Reconquista: Liébana y Picos de Europa

Seguramente no habrá otro lugar de la Península Ibérica donde el dicho sobre la fe y la montaña adquiera mayor sentido que en la vertiente cántabra y asturiana de los Picos de Europa. Al pie de estas montañas, hace unos 1300 años, la fe de un caudillo local y las imágenes apocalípticas de un monje visionario, actuaron de rompeolas donde se estrellaría el pujante poderío musulmán que acababa de expandirse por toda la Península. Dominio favorecido por una suerte de disidencia religiosa que se imponía en el seno de la Iglesia hispana de aquel tiempo y buscaba un peligroso acercamiento al dogma islámico. Una fe que alcanzaría para mantener inalterado el curso del cristianismo en Europa pero también para fraguar una leyenda de resistencia contra el Islám, inspiradora de romances y cantares de gesta que muchos siglos después adquiriría nombre y carácter de verdad histórica: la Reconquista. 

Conscientes de que del cruce de caminos entre Fe e Historia se engendran los mitos, viajaremos este verano a las montañas de Picos de Europa para intentar desentrañar la parte de verdad que se esconde tras la leyenda. ¿Quiénes fueron aquellos montañeses que se levantaron contra el dominio musulmán?¿Cuáles fueron sus verdaderas motivaciones?¿Tuvo la misma trascendencia para cristianos y musulmanes aquel primer encuentro en armas a los pies del monte Auseva, junto a la gruta de Covadonga? ¿Qué surgió de aquella revuelta?¿Fueron conscientes aquellos cristianos del proceso histórico que se iba a iniciar con ellos?

covadonga

Santuario de Covadonga. Lugar donde tuvo lugar la legendaria batalla entre cristianos y musulmanes en el 722 (www.molino42.com)

Lo que nos llevará este verano a este lugar de la geografía española será la Historia con mayúsculas, la de los orígenes y expansión del pequeño reino de Asturias,  y los vestigios de grandeza que dejó en las formas arquitectónicas del arte ramirense, un estilo prerrománico local, de reminiscencias visigóticas, carolingias y bizantinas, anuncio de lo que después sería el primer arte internacional del occidente europeo: El románico, traido hasta estas tierras gracias al Camino de Santiago.

StaMaríadelNaranco

San Miguel de Lillo y Santa María del Naranco. Oviedo. www.turismoasturias.es

Pero a nosotros lo que realmente nos seduce es indagar en la “intrahistoria”. La historia con minúsculas. La historia en su categoría de cuento, a la que, muy al contrario que a la Historia, no se debe despojar del mito, porque no es producto interesado del poder sino del encuentro con lo inexplicable. La historia contada por la boca y por las manos, y transmitida de generación en generación en forma de canciones, de leyendas, de saberes y sabores.

Iremos de un lado a otro de los Picos buscando historias y acompañantes que nos las cuenten. Una de ellas es producto de un secreto traido y llevado de padres a hijos desde antiguo, que ha ido madurando en el interior húmedo y oscuro de las muchas cuevas con que la naturaleza ha regalado a estos montes. Dos maravillas que ponen en entredicho la supremacía de los quesos azules franceses: los quesos Picón de Tresviso y Bejes y Cabrales. En Bejes visitaremos a Rafa y a Braulio, los pastores que hacen posible que surja el milagro del queso Picón, para que nos cuenten la dureza de la vida del pastor en estas montañas.
esquileo

Gamoneu

Fotos de Diego Martín Cortés

Historias como la del quebrantahuesos, ese gran pájaro, mitad buitre, mitad águila, cuya silueta desapareció hace más de 60 años de las cumbres de Picos y al que un grupo de científicos se empeña en recuperar de nuevo  para estas montañas. Un ave de carácter casi mítico que cuenta en su haber una de las muertes más extrañas de la historia de la literatura, la del dramaturgo griego Esquilo (Eleusis 525 a.C.), a quien el oráculo de Delfos vaticinó que moriría aplastado por una casa. Augurio que le llevó cambiar la ciudad por el apacible agro, lo que no lo libró de su fatídico destino. Dice la leyenda popular que tuvo la mala pata de fallecer mientras paseaba, al ser golpeado en la cabeza por el caparazón de una tortuga que acababa de ser soltada desde el aire por un ejemplar de esta especie.

Sobre esta extraña costumbre de tirar cosas desde el cielo le preguntaremos a Diego Martín, geógrafo y neo-rural que ha trabajado en el proyecto de recuperación de este ave en el Parque Nacional de Picos de Europa.
Quebranta

Pero para historias de las de sentarse delante de un buen fuego parece que en los Picos de Europa no hay nadie como la gallega de Sotres. En este pueblo de la vertiente asturiana de los Picos de Europa, donde hasta 1981 no hubo luz eléctrica ni carretera, vive Ana Moradiellos. Esta especie de trobadora local, que cuenta con un amplio registro histórico de tradiciones nos contará historias de supervivencia y adaptación a un medio tan duro como este. No será frente a un fuego, sino frente a un buen cabrito de los que sirve en su  establecimiento: un pequeño bar-tienda donde vende de todo y que funciona desde que su padre volviera de la emigración americana, allá por los sesenta del pasado siglo.

Ana moradiellos

Ana Moradiellos (http://www.picosdeeuropa.es)

Historias de ir y venir por el mundo, como la del padre Ernesto Bustio, con quien compartiremos una noche en el albergue de peregrinos del Camino del Norte en Gϋemes (Cantabria)  para que nos cuente lo que él llama el viaje a la universidad de la vida, un viaje que le llevó 27 meses por África y América Latina.

Recorreremos la costa asturiana y cántabra en busca de historias de “indianos”: gentes que espoleadas por el hambre, se marcharon atraidas por el imán irresistible de la América de principios del siglo XX.  Historias de sueños rotos en su mayoría, sepultados por la grandilocuencia arquitectónica de las mansiones de Comillas y Colombres, donde los pocos que regresaron ricos dejaron su impronta de triunfadores. Historias como la de Íñigo Noriega, “el segundo Hernán Cortés”, que llegó a fundar ciudades en México y a convertirse en uno de los mayores terratenientes de América Latina.

Villa Guadalupe

Villa Guadalupe en Colombres (Asturias) antigua propiedad de ‘Iñigo Noriega y actual sede del Archivo de Indianos http://www.jotdown.es/

De los indianos a “..la ciudad del sueño de un indiano”, como describe Leopoldo Alas Clarín a la ciudad de Oviedo en su obra novelística más importante, la Regenta. Allí nos iremos en busca del puñado de “chigres”  o “bares de paisano” que aún quedan en pie en la ciudad. Bares por los que no pasa el tiempo, donde uno puede refugiarse de las modas y el diseño uniformador y donde los clientes de hoy buscan “..lo mismo que buscaban sus padres y abuelos: buen trato, calidad y autenticidad, valores cada vez más escasos” los últimos chigres de Oviedo

granvia2

Detalle del Gran Vía, uno de los bares de más solera en Oviedo, fundado en 1898. Del blog lucha y escribe.

Y puesto que no hay mejor manera de conocer a un pueblo que sentarse con él a la mesa, no queremos perdernos lo que se traen entre manos los asturianos en lo que toca al “yantar”. Como en Asturias todo gira en torno a la sidra, la bebida nacional, el queso y los productos del mar y la montaña, nos iremos a Asiego en el concejo de Cabrales para conocer a los hermanos Niembro, que tiraron de imaginación para no tener que abandonar el lugar donde crecieron, donde pusieron en marcha una ruta cultural basada en el queso y la sidra, ejemplo de aprovechamiento de los recursos del entorno. Allí nos enseñarán el proceso de elaboración de esta bebida y disfrutaremos de una “espicha”, la tradicional reunión festiva asturiana donde se bebe sidra.

No dejaremos Asturias sin darnos una vuelta  por la indiana y marinera Llanes. Será la noche del 21 de julio, momento en que da comienzo su fiesta mayor dedicada a Santa María Magdalena. Allí nos espera la vicepresidenta del bando de la Magdalena para acompañarnos en esta celebración que comienza con el baile de “la hoguera”.  La “xoguera”, foguera o cucaña es un tronco de eucalipto de entre 20 y 30 metros que es llevado a hombros por los mozos llaniscos con un suave movimiento que recuerda a una danza. La comitiva discurre por las calles principales de la villa hasta llegar a la plaza de la Santa, donde se deposita en el suelo. Allí comienza el rito de la quema, mientras se forma un círculo alrededor que dará lugar a un ceremonial de danzas y cantares conocido como El Rodeo de la Hoguera. Los romances que se cantan alrededor de la hoguera tienen una significación de carácter simbólico-sexual y son reminiscencias de antiguos cultos solsticiales asociados a ritos de fecundidad. Más tarde la tradición cristiana los asimilaría a “mayos” y “enramadas”, en las que era costumbre levantar troncos de árboles y colocar ramas verdes en la ventana de la moza elegida.

Pero como decimos siempre que iniciamos una nueva ruta, una cosa es soñar el viaje y otra cosa vivirlo, y ya que el camino tiene muchas encrucijadas y uno nunca sabe qué se le puede presentar, seguiremos contándoos todo lo que de inesperado se aparezca ante nosotros.

Hasta la vuelta y !!Puxa Asturies!!.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s